• Blog
  • El día que jugamos con un grande

El día que jugamos con un grande

Desde niño siempre me llamó la atención la lectura, uno de los primeros libros que tuve la oportunidad de leer fue los “Cuentos de los Hermanos Grimm”. Aún recuerdo como si fuera ayer cuando me emocionaba con las historias allí reflejadas… personajes como Rapunzel, Blancanieves, Hansel y Gretel, entre otros, fueron los primeros héroes de mi infancia. Series de ánime, películas animadas y todo el contenido que pudiera existir en la televisión y el cine de aquella época, relacionado a estas historias, era como el oro para mí. Pero llega un punto en el que crecemos y muchas de éstas historias se quedan en el olvido y en simples recuerdos de una tierna infancia.

Así que, cuando empecé en este hobby de los juegos de mesa, encontrar que muchos de éstos personajes hacían aparición en algunos títulos era algo emocionante para mí, que reactivaba todas esas memorias de una época feliz. El culmen de esta emoción llegó el día que me enteré que alguien en un Kickstarter había lanzado un juego que mezclaba todo este universo mágico:  “The Grimm Forest”, este juego tenía todo lo que siempre había leído en las historias, y había visto en las series de ánime sobre los hermanos Grimm, con una premisa sencilla: “Eres uno de los parientes de los tres cerditos que desea construir las 3 casas, de paja, madera o ladrillo, y contarás con la ayuda de personajes de fábulas para lograrlo”; al leer esto mi corazón latía a más rápido. Al abrir el link con toda la información y ver lo espectacular que se convierte el juego con unas miniaturas hermosísimas, las partes de las casas en 3D, los monstruos en unas figuras altamente detalladas, incluso ¡tenía un dragón y el lobo feroz!, mi niño interior brincaba de la alegría y sólo pensaba para mi interior: ¡Tengo que tener ese juego!

Y así fue, gracias a la ayuda de uno de mis amigos de Bogotá (que casi todos en este medio conocen jejeje), pude traer este bello juego a mi entonces pequeña colección, y al destaparlo y verlo con mis propios ojos, no me defraudó, ¡era simplemente hermoso! Y se convirtió en uno de mis juegos más preciados en la colección.

Pero no todo se quedó ahí… cuando decidí crear Café Tier 1, una de las primeras ideas era hacer que los productos fueran temáticos, por esto, empecé a relacionar los primeros cafés con mis juegos favoritos de mi colección; luego siguieron las malteadas, quería diseñar unos productos que fueran hermosos y que llevaran al cliente con su sabor y su imagen al recuerdo de los juegos que las inspiraron. Una de ellas fue la malteada “The Grimm Forest”, recordando las viejas historias que ya conocía, quise recrear la casa de dulce que la bruja de Hansel y Gretel construyó para atraer los niños… una base de arequipe y Bianchi se mezclarían con el helado para darle vida a la malteada, y una decoración de grageas de colores, chantillí, masmelos y m&m serían el topping perfecto para esta pequeña casita de dulce, de esta forma nació esta deliciosa malteada que muchos aman en el café.

La historia hubiera terminado allí si no fuera por los sucesos de esta semana, hubiera sido como cualquier otra malteada, hasta la madrugada del martes… este día me desperté mucho más temprano de lo habitual, por lo que aproveché a leer los correos, y al revisar el correo del café uno de ellos llamó la atención inmediatamente… Tim Eisner había visto la web de Café Tier 1 y le pareció muy lindo que una de nuestras malteadas le hiciera honor al juego que diseñó, entonces  aprovechó que estaba de visita por nuestra ciudad y se contactó con nosotros porque quería probarla y jugar algún juego en nuestro café; sin dudarlo le devolví un correo confirmándole y la invitación había quedado lista… ese día a las 6:30 de la noche estaría en nuestro café jugando y hablando con nosotros.

Así que luego de tanta charla sentimentalista que he escrito en este post (lo siento si los abrumé con una historia tan larga jajajaj), les contaré un poco sobre lo que hablamos con Tim en esta noche de juegos y amigos.

Lo primero que nos contó fue que antes de ser diseñador de juegos de mesa hacía macramé para vender, y cada que podía jugaba algún juego de los muchos que le llamaban la atención. Un día decidió que quería crear juegos, y así lo hizo, quería cambiar lo que hacía por su pasión por los juegos de mesa, así que empezó a diseñar algunos juegos con mecánicas sencillas y que fueran fáciles, tanto para los jugadores que apenas inician como para los más expertos jugones. Aprovechando que Kickstarter era una plataforma que ofrece muchas posibilidades para diseñadores que apenas comienzan, decidió que allí lanzaría sus primeros proyectos.

También nos contó que ama latinoamerica, por lo que aprendió español en la universidad (hay que decirlo, su español es muy bueno) y ama viajar, por lo que ha viajado por toda Latinoamérica conociendo diversos países, y ahorita está en Colombia donde espera conocer algunos lugares maravillosos que ha oído hablar en otros países como Cartagena o Guatapé.

Como consejo para los que quieran diseñar, nos dijo que hay que invertir más tiempo y esfuerzos en la mecánica y la idea del juego, que en el prototipo en sí (hablando en términos gráficos), pues muchos diseñadores gastan demasiado tiempo y dinero en el prototipo sabiendo que éste va a tener muchos cambios.

Para finalizar, hablamos un poco de sus proyectos, ahorita “Wonderland´s War” será su próximo juego que saldrá en Kickstarter a finales de enero de 2020 y está en este momento en fase de testing y esperando retroalimentación, pero en general se espera que sea un muy buen juego de peso medio – alto, y con mucha interacción entre los jugadores. Por otro lado, nos adelantó que se encuentra trabajando en una expansión para “The Grimm Forest” en la que incluiría un 5 jugador, nuevos monstruos, un nuevo recurso comodín, eventos que hacen que los monstruos ayuden a los jugadores (Un gigante amable, por ejemplo) o mercados cambiantes que hacen que el juego tenga mucha más variedad.

Así que estaremos pendientes para conseguir las nuevas expansiones y juegos que este talentoso diseñador tiene planeado. ¡No podíamos finalizar una excelente noche, sin que nos firmara nuestra copia del juego!